La aceptación de una misma

amor propio - paz - aceptarse a sí misma

Qué significa la aceptación de una misma y por qué es tan importante este proceso de introspección.

Aceptación, una palabra que siempre ronda nuestras cabezas. Aceptar nuestros cuerpos, nuestra forma de ser, nuestros tiempos. A veces parece que debemos estar en sincronía con un mundo que nos demanda ser felices y no demostrar “las debilidades”, las flaquezas. Ser fuerte todo el tiempo, verse de punta en blanco, sonrisa perfecta, tapar las canas, bajar esos kilos de más, ponerse botox, horrorizarse por el paso del tiempo. No somos capaces de entender que “amarnos a nosotras mismas” no pasa por mirarnos en el espejo del que tenemos enfrente. 

Carl Gustav Jung decía “sólo se volverá clara tu visión cuando puedas mirar en tu propio corazón. Porque quien mira hacia fuera, sueña, y quien mira hacia dentro despierta”.

Aceptarnos como somos es también amarnos. Varios especialistas indican que es una manera de aumentar nuestra autoestima y es la base para respetarnos a nosotras mismas. El mirarnos de forma clara permite comprendernos. Pero hay que entender a su vez que la aceptación no es sinónimo de conformismo, de mantenernos en una aletargada quietud sin hacer cambios ni mejoras, más bien significa apreciar lo positivo que cada una lleva dentro. Esto nos aleja de todo  aquello que nos cierra, entumece y puede hacernos sentir decepción y frustración. 

El aceptarnos es también hacernos cargo de todos nuestros aciertos y errores, es abrazar lo que fuimos, nuestro camino recorrido y la persona en la que nos convertimos. Requiere de una cierta introspección que lleva a la tranquilidad de quien se reconoce y se ama a sí mismo. También nos permite ver con más claridad lo que queremos y no queremos en nuestras vidas, lleva a una depuración de actividades, personas, sentimientos que nos hacen mal. Permite establecer límites que no sólo se traduce en el respeto de otras personas sino en el respeto sobre una misma.

Para finalizar cierro con otra frase de Jung: “Aquello a lo que te resistes, persiste. Lo que niegas te somete, lo que aceptas te transforma.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *