La pasión, tu camino

pasiones

¿Qué significa seguir tu pasión? Todas contamos con esos intereses o actividades que llevamos a cabo aunque llueve o truene, que nos impulsa y nos motiva. A veces estas pasiones se convierten en nuestro motor en la vida, en nuestros trabajos, en nuestros escapes o también son nuestras personas favoritas, hijas, hijos, parientes, animales. Otras veces nuestras pasiones son ideas, convicciones que llevamos como banderas. 

Las pasiones nos permiten perfeccionarnos, levantarnos una y otra vez sin darnos por vencidas. Son las que nos mantienen enfocadas en dar lo mejor y continuar en el camino aunque haya piedras que puedan demorarnos. Con la pasión no hay dudas, no hay términos medios, es abocarse hasta el infinito en aquello en lo que creemos. 

Día a día nos sentimos inspiradas por aquellas personas que pueden trascender las limitaciones y nos emociona enterarnos de sus triunfos, porque con ellos, también triunfamos nosotras. Sabemos que el camino no es fácil, pero como quien dice, la vida nunca lo es. Sabemos también que habrá gente que no creerá en nuestras capacidades, que tirará pálidas, que dirá “no podrás”. Lo importante es lo que sintamos y no dejar entrar esas palabras vacías de quienes nunca han intentado realmente nada. 

Tener paciencia es una cualidad que nos ayudará, ya que el tiempo a veces correrá como el viento, pero en otros momentos, transcurrirá como los objetos en arenas movedizas, lentas e inalcanzables. No siempre las oportunidades se presentan en el momento que queremos, pero sí en el tiempo en que estamos preparadas para afrontar lo que viene. 

Sigue tu pasión y, como dijo Confucio, “Dedícale más tiempo a lo que te hace realmente feliz”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *